13 diciembre 2006

¡La vaca está contenta!

Pues bien, estoy feliz: ¡Estoy de vuelta!
Casi un mes sin correr, qué vergüenza. Pero de verdad, de verdad, que los gérmenes no querían que yo corriera. Cuando no era yo, era la becerra... pero este invierno ha estado severo.
Hoy corrimos (Nittai y yo). La ronda de los 8 minutos. ¡Y no tuve casi complicaciones! Un muy ligero dolor de rodilla, que después de un rato cedió.

El nuevo plan: continuar con el programa partiendo de esta semana, y cuando logremos correr los 30 minutos, comenzar a *completar 5 kilómetros* cada sesión, permitiéndonos caminar lo que sea necesario después de la primera media hora. El razonamiento es: que el cuerpo se acostumbre a recorrer la distancia planeada. Eso hará más fácil lograr correrla más tarde.

En fin, héme contenta.

Mú,

Alina.

1 Comments:

At 10:44 p. m., diciembre 14, 2006, Anonymous Anónimo said...

Si Alinita, corre que te corre.... buena manera de empezar el anio.
Muchos abrazos

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home